De John Madden a las ‘doink cams’, cómo han evolucionado las retransmisiones del Super Bowl desde el primer gran partido de los 49ers – Orange County Register

LAS VEGAS – Cuando Joe Montana lanzó una ruta de esquina hacia Freddie Solomon en lo profundo del territorio de los Bengals el 24 de enero de 1982, estaba tratando de ganar el primer campeonato de Super Bowl de los 49ers, no de hacer historia en la televisión.

Sin embargo, una jugada más tarde, después de que Montana anotara contra Cincinnati en una jugada furtiva del mariscal de campo, John Madden y el equipo de CBS presentaron una nueva faceta que cambió la transmisión deportiva para siempre. Cuando el equipo de producción mostró reposiciones de Solomon’s Grasp, Madden dibujó una imagen congelada de la obra y dibujó un diagrama de cómo comenzaría Solomon.

Esta fue la primera vez que la retransmisión deportiva utilizó un televisor.

“Círculos malos”, bromeó Madden sobre su frase durante el Super Bowl XVI.

Avance rápido 42 años. Durante la octava aparición de los 49ers en el Super Bowl el domingo en Las Vegas para la 58ª edición, la transmisión contará con realidad aumentada, cámaras enrollables, drones y más magia televisiva. Pero todo esto surge del televisor, que fue inventado por un científico de la NASA y revolucionó la forma en que los aficionados ven y entienden los partidos de fútbol en casa.

“Cuando John Madden empezó a usar un televisor, se enamoró de él”, dijo Dennis Deininger, profesor de gestión deportiva de la Universidad de Syracuse y director de producción de ESPN desde hace mucho tiempo. “La descripción que Madden hace (del televisor) es que ayudó a que el aficionado fuera más inteligente. Puedes simplemente mostrarles a los aficionados lo que sabes como entrenador y mostrárselo a ellos”.

Madden era un profesor tan apasionado que una vez impartió un curso en la Universidad de California, Berkeley, llamado “Fútbol americano hombre a hombre”. Allí dibujaba obras de teatro para sus alumnos en la pizarra, tal como lo haría más tarde con un televisor para Estados Unidos.

Deininger rastreó la historia de la producción de fútbol americano hasta el primer Super Bowl en 1967. Dijo que las cadenas trataron el juego simplemente como una “extensión” de la temporada regular. Los equipos de producción pasaron de siete u ocho cámaras a 11 y 12 cámaras para el evento principal.

Luego, Monday Night Football comenzó en 1970, y todos los demás programas transmitidos tuvieron que ponerse al día. ABC, sede del partido del lunes hasta 2005, valoraba la calidad de la producción y utilizó el doble de cámaras que el Super Bowl en ese momento, dijo Deininger.

“Y así fue hasta que llegamos a la era de la televisión”, dijo Denninger. “Lo que pasó entonces fue que todo el concepto de los deportes televisivos cambió. Cuando empezó, era: ‘Te traeremos el juego a casa’. Era un remanente de la radio. Y luego, cuando Ron Arledge (CEO de ABC) ) Con Monday Night Football al aire en 1970, se convirtió en: “Te llevaremos al juego”.

Esta tendencia ha continuado –en exceso. Las transmisiones ahora hacen más que simplemente atraer a los fanáticos al juego: les brindan una experiencia de visualización mejorada. Y lo hacen para más fans. El partido de 1982 sigue siendo el Super Bowl con mayor audiencia de la historia, con una participación del 49,1% en los hogares, pero eso significa que casi 85 millones de estadounidenses vieron el partido. Este domingo podría marcar un récord con 115 millones.

Este año, CBS tiene 165 cámaras, muchas más de las que puede utilizar para una sola transmisión televisiva. Hay 48 cámaras 4K con capacidad de cámara súper lenta. La tripulación cuenta con 24 cámaras robóticas, 20 cámaras de torre, 23 cámaras de realidad aumentada y tres drones. Hay una cámara en el punto más alto de Las Vegas, en la cima del Hotel Stratosphere de 1,149 pies.

Por primera vez, tienen cámaras “doink” integradas en los menús. La idea se les ocurrió a los ejecutivos de CBS el año pasado cuando el pateador Harrison Butker falló un gol de campo desde el poste izquierdo. CBS obtuvo la aprobación de la NFL al probar tecnología innovadora en la pretemporada. El domingo, tres cámaras en cada portería con zoom 4K y capacidades de cámara lenta pueden capturar no solo los tiros fallidos sino también otras escenas que se desarrollan en el campo desde una perspectiva única.

“Se trata de contar historias”, dijo Harold Bryant, productor ejecutivo y vicepresidente ejecutivo de producción de CBS Sports. “No vamos a forzar ningún elemento. Vamos a descubrir qué ayuda a contar la historia del juego. La historia del momento”.

Cuando los 49ers derrotaron a los Bengals por su primer Trofeo Lombardi, no había lugar a dudas en el marcador en la parte inferior de la pantalla. Cuando cada ofensiva rompe la reunión, la línea inferior y el espacio con una línea de bloqueo amarilla parpadean. Ahora hay gráficos 3D y realidad aumentada.

Comparar la producción televisiva de este domingo con la de 1982 sería como comparar una película de Martin Scorsese con una producción teatral de una escuela primaria. La escala es completamente diferente.

CBS y su empresa matriz, Paramount, tienen planificadas 115 horas de programación para la semana previa al Super Bowl en múltiples plataformas. Tanto CBS como Nickelodeon están transmitiendo el juego en sí, este último por primera vez en un esfuerzo por atraer fanáticos más jóvenes. Las versiones de realidad aumentada del ícono de dibujos animados Bob Esponja y su compañero Patricio Estrella se unen a dos locutores tradicionales, y las animaciones de limo llenarán la pantalla después del aterrizaje.

El presidente de la CBS, Sean McManus, describió el desarrollo tecnológico a lo largo de los años como “cuantitativo”.

“Cada vez que la tecnología cambia, las personas creativas encuentran maneras de utilizar esa tecnología”, dijo Deininger, quien escribió un libro de próxima aparición sobre el impacto del Super Bowl en la sociedad.