Cinco pasos que puede seguir ahora para respaldar la salud de su corazón – Registro del Condado de Orange

Febrero es el Mes Americano del Corazón. Dado que las enfermedades cardiovasculares siguen siendo la principal causa de muerte tanto para hombres como para mujeres en los Estados Unidos, el Mes del Corazón sirve como un recordatorio importante para que todos demos prioridad a la salud cardiovascular. La buena noticia es que puedes tomar medidas en tus hábitos diarios para prevenir enfermedades cardíacas. Incluso si la enfermedad cardiovascular es hereditaria, un estilo de vida saludable probablemente influya más que los riesgos heredados.

Aquí hay cinco pasos que puede seguir para apoyar la salud de su corazón ahora.

1. Manténgase al día con su atención médica

Prevenir y controlar afecciones como la presión arterial alta, el colesterol alto, la diabetes y los problemas de peso es clave para prevenir las enfermedades cardíacas. Los chequeos regulares con su médico y conocer sus resultados de laboratorio y su presión arterial pueden ayudarlo a controlar los posibles contribuyentes a su riesgo de enfermedad cardíaca.

2. Dar prioridad a los alimentos ricos en potasio

Comer alimentos ricos en potasio puede ayudar a mantener un flujo sanguíneo saludable y controlar la presión arterial. Puedes aumentar tu ingesta de potasio con frutas, verduras, frijoles, nueces y semillas. Algunas de las mejores fuentes de potasio incluyen vegetales de hojas verde oscuro, naranjas, tomates, batatas, aguacates y plátanos, por nombrar algunos. Incluya estos alimentos todos los días.

3. Deshazte de los malos hábitos

Desafortunadamente, algunos hábitos diarios pueden ser perjudiciales para la salud del corazón. Estos incluyen fumar, beber alcohol en exceso y descuidar el cuidado dental. Si tiene problemas para superar los malos hábitos, comuníquese con su médico o terapeuta, quienes pueden ayudarlo con las herramientas y habilidades necesarias para lograr sus objetivos.

4. Mueve tu cuerpo a diario

La inactividad es un importante contribuyente a las enfermedades cardíacas incluso en ausencia de otros factores de riesgo. Además, no moverse lo suficiente puede aumentar otros factores de riesgo de enfermedades cardíacas, como la diabetes tipo 2 y la obesidad. Los ejercicios aeróbicos como la natación, el ciclismo, las caminatas rápidas, el tenis y el baile son excelentes para el corazón. Si ha pasado mucho tiempo desde que hizo ejercicio, hable con su médico antes de reanudar un nuevo plan de ejercicios.

5. Practica la gratitud y reduce el estrés

Tener un corazón agradecido puede ser la mejor medicina. Según estudios recientes, tener una mentalidad agradecida se asocia con un menor riesgo de sufrir enfermedades cardíacas. La gratitud parece promover comportamientos saludables y mejorar los biomarcadores asociados con el riesgo de enfermedad cardiovascular. Por ejemplo, llevar un diario y la meditación pueden ayudar a desarrollar sentimientos de gratitud. En general, practicar la gratitud puede ayudar a proteger contra las consecuencias fisiológicas negativas de los factores estresantes de la vida e incluso puede proteger el corazón.