Atención primaria y sus propósitos de año nuevo – Registro del Condado de Orange

Escrito por Marco Ruiz, MD, Atención primaria, MemorialCare Medical Group – Huntington Beach

Con el comienzo del nuevo año, muchas personas se embarcan en un viaje de superación personal y establecen propósitos para llevar estilos de vida más saludables. Algunos objetivos comunes de cambio incluyen el control del peso, dejar de fumar y reducir el estrés. Asociarse con su médico de atención primaria, conocer sus cifras y desarrollar un curso de acción puede ayudar a lograr resultados tangibles que perduren durante todo el nuevo año.

En MemorialCare Medical Group, los médicos de atención primaria actúan como asesores confiables y ayudan a explicar los conceptos médicos en términos comprensibles. Esto le permite participar activamente en sus decisiones de atención médica y crear un sentido de propiedad sobre su bienestar.

Su médico de atención primaria desempeña un papel vital al ayudar a identificar los factores de riesgo y brindar planes de atención médica personalizados para lograr objetivos de salud y mantener una buena salud al “conocer sus números”. Al conocer indicadores de salud como la presión arterial, el azúcar en sangre, el colesterol y el índice de masa corporal, los pacientes pueden tomar medidas proactivas para reducir el riesgo de desarrollar complicaciones de salud graves en el nuevo año.

Uno de los objetivos más comunes para las personas en el nuevo año es el control de peso. Muchas personas ven su exceso de peso como una cuestión estética, pero la verdadera carga del exceso de peso corporal conduce a la obesidad, la diabetes tipo 2, la presión arterial alta, la enfermedad de las arterias coronarias y la depresión. En MemorialCare Medical Group, sus médicos de atención primaria lo ayudan a desarrollar un plan de control de peso personalizado adaptado a sus necesidades individuales.

Aquí hay algunos consejos que su médico de atención primaria puede darle para perder peso:

· Establecer objetivos realistas: Comience con metas pequeñas y alcanzables. Por ejemplo, intente perder entre 1 y 2 libras por semana en lugar de intentar perder 10 libras por mes. Utilice métricas como el peso, el IMC o la circunferencia de la cintura para realizar un seguimiento del progreso mientras hace ejercicio de cuatro a cinco días a la semana.

· Consuma una dieta saludable: Los alimentos integrales como frutas, verduras, cereales integrales, proteínas magras y grasas saludables son ricos en nutrientes y pueden ayudar a las personas a sentirse saciadas por más tiempo. Los alimentos procesados ​​como las patatas fritas, las galletas y las bebidas azucaradas tienen un alto contenido de calorías, azúcar y grasas no saludables y deben limitarse. Utilice platos y tazones más pequeños y preste atención a las señales de hambre y saciedad de su cuerpo.

· Mantente hidratado: Trate de beber al menos ocho tazas (64 onzas) de agua al día. Alimentos como la sandía, los pepinos y los tomates tienen un alto contenido de agua y pueden ayudarte a mantenerte hidratado.

· Dormir lo suficiente: Los estudios han demostrado que la falta de sueño puede provocar un aumento del hambre y el apetito, lo que puede provocar comer en exceso y aumentar de peso. Intente dormir en una habitación oscura con luz artificial limitada de televisores, lámparas o su teléfono. También asegúrese de evitar la cafeína al menos ocho horas antes de acostarse, evite el alcohol al menos tres horas antes de acostarse y realice actividades relajantes como leer un libro, tomar un baño tibio o escribir un diario antes de acostarse.

· Reduzca el estrés mediante el ejercicio y la meditación: El estrés puede llevar a comer en exceso y dificultar la pérdida de peso. El ejercicio regular puede ayudar a mejorar la calidad del sueño, reducir el estrés y promover la pérdida de peso. La meditación consciente, el yoga, los estiramientos y hablar con amigos, familiares o un terapeuta pueden ser formas útiles de reducir el estrés.

Otro objetivo de Año Nuevo para muchas personas es dejar de fumar, lo que suele ser un camino difícil. Se estima que el tabaquismo activo es responsable de aproximadamente el 90 por ciento de los casos de cáncer de pulmón y está relacionado con el cáncer de boca y garganta. Al reconocer que no existe un enfoque único para todos, los médicos de atención primaria consideran factores como el historial de tabaquismo, la dependencia de la nicotina y la salud en general para crear una estrategia personalizada.

Los médicos de atención primaria pueden recomendar:

· Medicamentos de abstinencia: Se pueden recetar medicamentos como vareniclina (Chantix®) o bupropión (Zyban®) para ayudar a controlar los síntomas de abstinencia y los antojos.

· Grupos de apoyo y asesoramiento conductual: MemorialCare ofrece actualmente un programa libre de humo que incluye ocho reuniones grupales y presenta planes paso a paso para ayudar a los consumidores de tabaco a controlar su comportamiento.

· Terapia de reemplazo de nicotina: La terapia de reemplazo de nicotina es una estrategia común de venta libre recomendada por los médicos que se utiliza administrando al cuerpo dosis más bajas y manejables de nicotina para reducir los síntomas de abstinencia que incluyen chicles, parches, pastillas, aerosoles nasales o inhaladores de nicotina.

Dado que dejar de fumar es parte de un enfoque más amplio de la salud, también puede abordar problemas de salud relacionados, como problemas respiratorios o riesgos cardiovasculares, garantizando que reciba una atención integral. Al combinar experiencia médica con atención personalizada, los médicos de atención primaria de MemorialCare capacitan a las personas para superar los desafíos de dejar de fumar y lograr un éxito duradero en su viaje hacia una vida libre de humo.

A medida que entramos en el nuevo año, estamos cada vez más ocupados. Hoy en día se espera que trabajemos más, más duro y más rápido en nuestros trabajos, pero su vida personal no se ha vuelto menos exigente. Los médicos de atención primaria de MemorialCare pueden ayudarlo a controlar el estrés en el nuevo año brindándole orientación y apoyo al evaluar su salud mediante la evaluación de los niveles de estrés y la identificación de posibles factores estresantes para comprender la causa raíz.

Su proveedor de atención primaria puede comenzar recomendando lo siguiente:

· Técnicas de mente y cuerpo: La meditación, los ejercicios de respiración profunda o el yoga pueden ser útiles para reducir el estrés y promover la salud mental.

· Cambios dietéticos y pautas dietéticas: Es posible que los pacientes necesiten realizar cambios en su dieta para asegurarse de proporcionar a sus cuerpos los nutrientes correctos, ya que algunos alimentos pueden afectar el estado de ánimo y los niveles de estrés. Los alimentos que pueden ayudar a reducir los niveles de cortisol, la principal hormona responsable del estrés, son los alimentos ricos en vitamina B, como la carne de res, el pollo y los huevos. Alimentos que contengan ácidos grasos omega-3 como anchoas, aguacates o semillas de chía; Y alimentos ricos en magnesio, como almendras, espinacas y tofu.

· Actividad física: El ejercicio regular es un poderoso reductor del estrés. Hacer ejercicio favorece la liberación de endorfinas y contribuye a mejorar el estado de ánimo.

· suficiente sueño: Dormir bien por la noche es fundamental para controlar el estrés. Los médicos pueden tratar problemas relacionados con el sueño y brindar orientación sobre cómo establecer prácticas de sueño saludables para mejorar la calidad del sueño y reducir el estrés.

· medicamento: En algunos casos, se puede considerar la medicación para controlar el estrés o condiciones relacionadas, asegurando un enfoque equilibrado para el apoyo a la salud mental.

En la búsqueda de una vida más sana y equilibrada en el nuevo año, la colaboración entre las personas y los médicos de atención primaria de MemorialCare Medical Group puede ayudar a fomentar un enfoque proactivo para un nuevo año saludable.

Para obtener más información, visite www.memorialcare.org.